Como extraer una llave partida de una cerradura

Tener algún tipo de problema con llave que abre la puerta de tu hogar u oficina siempre será un suceso incómodo y molesto, ya que dicho incidente nos imposibilita acceder a nuestra vivienda, lo cual puede llegar a representar una verdadera emergencia dependiendo de las condiciones en que se presente este problema.

No obstante, cuando extraviamos la llave de una puerta en específico es muy probable que poseamos una copia destinada a este tipo de emergencia, con la cual podremos proceder para la apertura, ahora bien, si la llave se ha roto en el interior de la cerradura esto supone un problema más complejo, ya que a pesar de poseer una copia no podremos utilizarla debido al bloqueo de la cerradura ocasionado por el trozo de llave roto alojado en su interior.

Ante este tipo de problemas en el cual la llave se rompe en interior de la cerradura al intentar abrir la misma, la solución es evidente, debemos hallar el modo de extraer la llave de dicho lugar. En ocasiones, la rotura de la llave es de tal magnitud que sobre sale de la ranura de la cerradura, por lo que utilizando los dedos en forma de pinza o mediante una herramienta podremos sacar el trozo de llave roto sin ningún problema.

Ahora bien, en la mayoría de las ocasiones la rotura de la llave se presenta particularmente en un lugar de la misma donde queda prácticamente incrustada en el fondo de la ranura de la cerradura sin posibilidad de ser sujetada mediante una herramienta para su extracción, por lo que su solución no es tan sencilla y rápida.

Si llegaste a este artículo es probable que poseas este tipo de problema y desees conocer la forma ideal y correcta de extraer las llaves que se han partido en el interior de la cerradura, por lo que a continuación te ofreceremos una serie de métodos muy útiles para este inconveniente.

Formas de sacar las llaves partidas de una puerta cerrada

La peor situación de todas son las roturas de las llaves que se producen al insertar la misma en la ranura de la cerradura y no poder completar el giro necesario para que esta se abra, por lo que no solo tendremos una llave partida e incrustada en la cerradura, sino que también tendremos cerrada la puerta de nuestro hogar y la imposibilidad de entrar en el mismo. Aunque esto puede parecer una emergencia estresante, es importante mantener la calma y practicar los métodos que te indicaremos a continuación.

Para esta situación puedes intentar dos métodos o técnicas diseñada para los momentos en los que no se tiene acceso a ambos lados de la cerradura donde se encuentra la llave rota, es decir, cuando se tiene la puerta cerrada. Para este par de métodos que te mencionaremos necesitaras de una serie de herramientas e ingredientes que podrás obtener si recurres al auxilio de un vecino o familiar que te facilite los implementos necesarios.

El primer método o técnica que mencionaremos es aplicar un tipo de sustancia oleosa que se encargue de engrasar la ranura de la cerradura para intentar que de esta manera el trozo de llave partida ceda con mayor facilidad. Para ello podremos utilizar aceite vegetal, el mismo que utilizamos para cocinar, el cual no debe agregarse de forma indiscriminada a la cerradura, simplemente debemos agregar un poco en la ranura donde se encuentra el trozo problemático de la llave. Posteriormente, luego de engrasar bien intentaremos sacar la llave partida con leves golpes a la cerradura o mediante la ayuda de una pinza.

La segunda técnica que intentaremos realizar requiere de un poderoso elemento que genere una fuerza capaz de atraer hacia afuera el trozo metálico de llave para extraerlo. Evidentemente dicho dispositivo es un imán de buena potencia, el cual mediante la atracción magnética generada al interactuar con el material mecánico del que está elaborado la mayoría de las llaves puede sacar o aproximar la llave incrustada en la cerradura para su extracción.

Aunque este método no siempre funciona debido a las bajas potencia de los imanes que generalmente tenemos en el hogar, resulta muy práctico intentar esta técnica ya que es muy rápida y fácil de efectuar, solo debemos acercar el imán a la ranura de la cerradura e intentar que el mismo atraiga la llave partida.

Formas de sacar las llaves partidas de una puerta abierta

La situación más favorable para este tipo de problemas es aquella en la que la llave se ha partido o roto luego de realizar el giro requerido para la apertura de la cerradura, por lo que, si bien tendremos el segmento de llave partida dentro de la cerradura, ya poseeremos la puerta de nuestro hogar abierta, y por ello no se precisa de una solución urgente para este inconveniente.

Al tener acceso a ambos lados de la cerradura tienes la posibilidad de intentar desmontar el bombín de la cerradura donde se encuentra la llave partida, para ello deberás tener conocimientos básicos de cerrajería que te permitan efectuar el sencillo y rápido proceso de desmontaje del cilindro con suma facilidad. En caso de no saber cómo se desmonta el bombín de tu cerradura puedes optar por revisar tutoriales de internet o las instrucciones que se encuentran en el empaque de la cerradura.

Una vez desmontado bombín deberás aplicarle un par de gotas de lubricantes en la ranura del bombín, como por ejemplo aceite vegetal, para luego utilizar cualquier tipo de elemento delgado pero resistente tales como un clip o una aguja con la cual se debe intentar empujar el pedazo de llave incrustada en el bombín hasta que la misma ceda y salga. Una última alternativa a la cual podemos recurrir es golpear el bombín con un martillo de forma repetitiva y certera, pero sin provocar daños en el mismo, para sacar la llave partida.

Por último, se recomienda que si luego de todos estos intentos no has tenido éxito y la llave partida aún permanece en el interior de la cerradura, deberás contactar con una empresa de cerrajeros para que el personal de dicha compañía se ocupe de la extracción profesional de la llave partida.