Arreglos de persianas para el hogar

Este tipo de correderas son muy útiles para usar en vuestros hogares, así como en oficinas. Debido a que su manejo es muy fácil, y da la privacidad que mucha gente prefiere. Siendo una de los accesorios que da grandes ventajas, su conservación es fundamental.

Cuando son usadas y sobre todo  las de mejores marcas y calidad, estas prometen dar mayor durabilidad. Sin embargo, también están expuestas a cualquier daño o desperfecto que pueda desmejorar su condición.

Es por esto que en adelante conoceremos como podemos arreglar una persiana de manera sencilla y recuperar este accesorio que es tan útil en vuestro hogar.

¿En qué debemos pensar antes de reparar una persiana?

Es muy sencillo proceder a reparar una persiana cuando se tiene los conocimientos para ello, pero nosotros sugerimos que en primer lugar es importante hacer una debida inspección y determinar por qué este tipo de corredera tiende a dañarse.

Es preciso conocer qué tipo de persiana es la que vosotros tenéis y el material con el cual está hecha, además se precisa de encontrar los repuestos que  ameriten y que estos sean acordes al modelo que se tiene.  Es por medio de esta inspección que se determina que es lo que exactamente debemos hacer para recuperarla.

Además de urgir cual será el mejor método para arreglar el daño y como procederemos a hacerlo. Siempre planificando cada paso que damos y además hacerlo con seguridad.

¿Cuál es la mejor materia prima y equipos en el arreglo de una persiana?

Gracias a la inspección previa que vosotros habéis realizado, es mucho más sencillo proceder al arreglo de la corredera. Siempre se debe tener presente que tanto los materiales como los equipos a usar en el arreglo dependerán de lo que se deba hacer.

Es importante tener en cuenta que dependiendo del material original con el cual están fabricadas las correderas dependerá el material del repuesto y evidentemente los equipos para su corrección. Siempre irán de la mano uno del otro, así que si vosotros decidís hacerlos por vosotros mismos lo mejor es tomar en cuenta este detalle. Ahora bien si vosotros hacéis uso  de una empresa especializada en el tema, debemos estar al tanto que profesionales serios procederían de esta manera.

De lo contrario, estaríamos expuestos a supuestos técnicos sin experiencia que podrían más bien perjudicar aún más la condición de nuestras correderas. Es común que en el arreglo de correderas comunes se usen productos como las cintas y un embellecedor, así como, los recogedores y nuevos topes.

Así mismo entre los equipos que vosotros necesitareis, debéis tener dados, destornilladores, paños de limpieza, y algunas tenazas, así como tijeras y otros utensilios para hacer cortes.

Manera sencilla de hacer arreglos en vuestras casas

Una corredera estropeada la podemos arreglar de manera muy simple, vosotros mismos. En primer lugar es preciso desmontar la persiana que se encuentre averiada, se precisa de quitar los tornillos que la sujetan, con la herramienta que mejor les acomode, podemos encontrar en el mercado herramientas disponibles de distintos tipos, como destornilladores manuales o eléctricos, ambos son muy útiles.

Se puede retirar las tapas que se encuentra por encima de la persiana, y enrollar la persiana hasta lo máximo para que el desmontaje sea más sencillo. Ya luego de haberla retirado del lugar en el cual se encontraban se puede desenrollar y verificar que tanto el eje como las correas tensoras se encuentren en perfecto funcionamiento.

Se debe inspeccionar el estado del cajetín, el cual es donde se encuentra el recogedor de la corredera, en caso de que este sistema sea el original ya que se ha desmontado se puede cambiar por uno completamente nuevo, ya que su coto es bastante bajo. Y así se evita a futuro una avería que seguramente sucederá.

Dentro de este mismo cajetín se encuentran otras piezas que posiblemente puedan estar averiadas, así como la revisión de la pasa cinta, que se encuentran alineados y que los deslizamientos sean los correctos. Y así sucesivamente se revisara cada pieza que está contenida en el cajetín, el cual es el que da la función principal.

Es así como logramos hacer la colocación correcta de algunas de las posibles averías que se puedan presentar, aunque, igualmente siempre debemos tomar en cuenta las recomendaciones acciones fabricantes.